día visibilidad bisexual 2020 cartel web
día visibilidad bisexual 2020 cartel web

Algarabía recuerda que el estigma sobre la bisexualidad aún persiste

- La Asociación se une a la celebración del Día Internacional de la Visibilidad Bisexual

- Las mujeres bisexuales siguen sufriendo la doble discriminación de la bifobia y el machismo

El 23 de septiembre, Día Internacional de la Visibilidad Bisexual, ha tenido un recorrido interesante a lo largo de los años desde su primera celebración allá por 1999 (recordemos, surgido de la coalición de los activistas norteamericanos Wendy Curry, Gigi Raven y Michael Page) en los Estados Unidos de América, y desde 2008 cuando aterrizó por fin en nuestro país. Durante las primera convocatorias, el movimiento bisexual que se congregaba para celebrar y demandar mayor visibilidad cada 23 de septiembre no obtenía, por desgracia, toda la atención y credibilidad que merecía y así reclamaba. Tendrían que esperar hasta el año 2016 para ver amplificada su repercusión social y política, gracias en parte al altavoz proporcionado por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), que propuso establecer el 2016 como el Año de la Visibilidad Bisexual en la Diversidad.

Las asociaciones LGTBI federadas nos unimos a la coordinadora del Grupo de Políticas Bisexuales de FELGTB, Noelia Mellado, para denunciar el desconocimiento generalizado sobre esta orientación sexual lleva a las personas bisexuales a tener que combatir estereotipos y prejuicios “durante toda nuestra vida” y a “reivindicar constantemente quienes somos”: “recibimos prácticamente a diario comentarios que niegan nuestra identidad del tipo a ver si te decides, qué te gustan más los chicos o las chicas o estás en una fase”, alerta la coordinadora. “Además, siempre se asocia nuestra orientación sexual a nuestra pareja, cosas que son totalmente independientes. Se nos dice a menudo que, si estás con un hombre siendo mujer, es que al final eras heterosexual o que has optado por el camino fácil para no sufrir discriminación. De la misma manera, si tu relación es con una mujer se te considera lesbiana cuando tú eres bisexual y tampoco se te identifica como bisexual si tu pareja es una persona no binaria, ya que la sociedad no suele leerlas como tales”, explica.

Pluralidad de luchas: bisexualidad y feminismo

Por todo ello, el día de hoy se ha acabado erigiendo como uno de los puntos fuertes dentro del calendario activista no solo del conjunto bisexual en general y de Algarabía en particular, sino que es una plataforma a la que se han sumado otras reivindicaciones hermanas que van ineludiblemente cogidas de la mano. El movimiento feminista, por ejemplo, ha sabido encontrar su necesario espacio dentro de las necesidades y demandas del Día Internacional de la Visibilidad Bisexual como instrumento de lucha contra la opresión patriarcal. Es un desarrollo lógico de los acontecimientos si tenemos en cuenta la doble discriminación y invisibilización que sufren las mujeres bisexuales.

Así lo denuncia la coordinadora del Grupo de Políticas Bisexuales de FELGTB, Noelia Mellado, aludiendo directamente a la bifobia y machismo a la que se ven sometidas las mujeres bisexuales: “somos percibidas por gran parte de la sociedad como un mero objeto sexual, destinado a satisfacer cualquier tipo de fantasía”. Esta es, en efecto, una realidad que contribuye a que las mujeres bisexuales sean invisibilizadas, y perpetra una concepción de su cuerpo como un mero objeto de deseo, quedando así expuestas a altos índices de violencia sexual. “Creemos firmemente en el movimiento feminista inclusivo pues entendemos que la diversidad es un valor que nos enriquece a todas las mujeres”, asegura Mellado, además, en el contexto del año temático “Mujeres LTB: Sororidad y Feminismo”.

En primera persona

En este sentido, Ana, de 25 años, explica que ha experimentado el estigma y la cosificación que sufren las mujeres bisexuales sobre todo a través de las redes sociales. Así, explica que “en cuanto dices que eres bisexual, se da por hecho que quieres tener sexo con varias personas a la vez o que te da igual con quien irte”. “Que me pueda gustar un hombre o una mujer no quiere decir que me guste toda la población ni que quiera estar con más de una persona a la vez”, denuncia.

Además, explica que “las personas bisexuales siempre tenemos que estar combatiendo el estereotipo de que somos viciosas y cuando tienes una relación, se dan problemas de pareja porque la otra persona cree que vas a serle infiel. Si siendo mujer tu pareja es mujer, puede creer que finalmente terminarás con un hombre y cuando tu pareja es hombre, teme especialmente que te vayas con otra mujer porque es como si le tocaras su masculinidad.”

Por este motivo, desde Algarabía nos sumamos y reivindicamos el feminismo como una herramienta necesaria contra el patriarcado que contribuye a que las mujeres bisexuales sean invisibilizadas, percibidas como un mero objeto de deseo y que estén expuestas a altos índices de violencia sexual. 

Bisexualidad, la orientación sexual desconocida

Debido a ello, Noelia Mellado reivindica una educación en diversidad LGTBI que se ofrezca en todo el territorio estatal y donde, entre el resto de orientaciones sexuales y de la identidad de género, se hable de bisexualidad. “Necesitamos educación en bisexualidad, pero no solo en el ámbito educativo, sino también en el empresarial, el jurídico y el sanitario, entre otros, para que las personas bisexuales puedan ser visibles y respetadas en todos los ámbitos de su vida. Solo a través de una educación que forme en diversidad como un valor que enriquece, podremos alcanzar una sociedad igualitaria”, concreta.

Mellado denuncia que las personas bisexuales siguen sin recibir una correcta atención sanitaria en materia de salud sexual, ni en materia de salud mental, puesto que aún hay psicólogos y psiquiatras que niegan esta orientación sexual. Por este motivo, considera fundamental “disponer de una Ley Integral Trans y contra la discriminación de las personas LGTBI, que sigue siendo una deuda histórica de España con el colectivo LGTBI, para combatir las desigualdades sociales a la que estamos sometidas.”

Leave a Reply